Campo de deportes de José C. Paz
Get Adobe Flash player
turismo y deportes campo de deportes J.C.Paz

Campo de deportes de José C. Paz

 

 

INAUGURACIÓN
La familia de la Alimentaci
ón, de festejo
 

fotos_06

La familia de la alimentación vivió uno de los momentos más importantes del 2006 cuando el 9 de diciembre fue inaugurado el nuevo centro de recreación y de­porte en José C. Paz. La jornada tuvo todos los condimentos para que hicieran de ese día, un día especial para los afiliados. Desde el clima, que nos acompaño con un sol que iluminaba los rostros de los presentes, pasando por el buen momento que vivieron los trabajadores, esta fecha resulto ser un premio a todo el tra­bajo realizado en este año, al esfuerzo puesto de cada uno, tanto desde adentro de las fábri­cas, como en el sindicato o en la Obra social. Los compañeros de las fábricas con sus fami­lias, los afiliados, el Secretariado General, el Consejo Directivo y los invitados, pudieron ver con sus propios ojos, lo que se había prometi­do tiempo atrás, cuando esta quinta Salvatore era un proyecto de esparcimiento. Hubo lugar para la emoción, cuando desde la entrada del campo, se leyeron los saludos de personalidades como el ministro de trabajo, Carlos Tomada, quien felicitó al gremio por es­te nuevo logro. Así también como desde la in­tendencia de José. C. Paz admitían que estaban esperando hace tiempo que algún gremio pu­siera ganas, empeño e ideas y pudiera hacerse cargo del predio.


Luego del descubrimiento de la plaqueta, nuestro Secretario General, Rodolfo Daer, se di­rigió a los presentes, y hubo palabras que me­recen la atención. "Cuiden al sindicato" fue una de las frases que quedaron retumbando, "por que hoy es la única organización solidaria de los trabajadores" siguió Daer.

fotos_07

Pero, todo no quedo ahí, inmediatamente, ha­bía que dar paso a un momento significativo de la jornada. Había que inaugurar las piletas. To­do el concejo se dirigió al sector de las mismas para sacar las cintas y darlas por inauguradas. Un momento que todos los chicos presentes esperaban desde temprano. Luego, el escena-río se transformo en una piscina llena de pe­queños, jugando y disfrutando con los más grandes que no dudaron mucho en zambullir­se. Una imagen que iba a repetirse a lo largo del día, con ese olor a asadito dominguero de fondo, que salía de las parrillas del predio y la música que servia para ambientar aún más el festejo que se estaba llevando a cabo. Así se vivió este día para la familia de la alimentación. Lleno de expectativas en el co­mienzo, con ilusión, con ganas, con emociones, alegrías en el transcurso de la jornada y una gran satisfacción en el final, porque la familia estuvo unida, en un día que todos guardare­mos en el recuerdo.